Flujo vaginal durante el embarazo

Durante el embarazo se producen tantos cambios en el cuerpo que puede ser difícil mantenernos al día con ellos. Te sientes hinchada, tus pechos están cambiando, y también puedes tener flujo vaginal constante. En general, aunque este flujo normalmente no es peligroso, puede ser un inconveniente.

Entonces, ¿a qué se debe este flujo? A medida que tu cintura se expande y tus hormonas cambian, aumenta la circulación sanguínea en el área vaginal, lo que produce un aumento del flujo vaginal, conocido como leucorrea del embarazo. Esta secreción no debe oler, y es normal. Es la forma en la que tu cuerpo elimina las bacterias que podrían dañarte a ti o a tu bebé.

mujer-embarazo

Dado que este flujo puede ser incómodo, se recomienda cambiarse de ropa a menudo y el uso de protectores diarios. Las duchas vaginales no te ayudarán a deshacerte de la secreción, y también podrían introducir bacterias al útero, por lo que no deben hacerse lavados vaginales, nunca, durante el embarazo.

Durante el tercer trimestre, hacia el final de tu embarazo, podrás notar un aumento en la cantidad y consistencia del flujo. Este se volverá más grueso y puede estar teñido con sangre. Esta secreción se conoce como tapón de moco, y cuando lo expulses significará que el parto está a solo unas semanas de distancia.

¿Cuándo debo llamar a mi médico si tengo flujo vaginal durante el embarazo?

Cada vez que notes que tu flujo cambia de color, se vuelve más abundande o más denso de lo normal debes consultar a tu médico. En algunos casos raros, podría ser un síntoma de infección vaginal o un problema con el embarazo. Los problemas pueden incluir infecciones por hongos, vaginosis bacteriana, o una enfermedad de transmisión sexual. En su mayoría, existen medidas que tu médico puede recomendarte.

Si piensas que tienes una infección, no intentes tratarte por ti misma, con medicamentos de venta libre. Los síntomas no siempre son fáciles de distinguir, por lo que es importante consultar a un médico primero para asegurarse de obtener el tratamiento adecuado.

Como siempre, si tienes algún temor o piensas que tu flujo no es normal, o si tienes alguna duda, consulta a tu médico. Es su trabajo responder a tus preguntas y asegurarte que todo va normalmente con tu embarazo.

Originally posted 2016-02-09 21:49:47.

Leave a Reply

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *