Dolores de espalda una problemática generalizada

En contados casos los expertos pueden hallar la causa que definen los problemas que se generan en esa vital área de tu cuerpo.

La mayoría del tiempo las personas que son afectadas por esta problemática se lo atribuyen a la tensión, espasmos musculares, torceduras en la espalda, articulaciones o sencillamente por la incomodidad a la hora de conciliar el sueño, lo que no saben, es que hay ciertos momentos en que los nervios que conforman la columna vertebral se inflaman debido a la presión de uno o más discos intervertebrales problemáticos lo que puede causar molestias en las piernas o área baja de la espalda. Aquellas personas que poseen una mala condición física y pasan horas haciendo ejercicios extremos o levantando cosas muy pesadas sin el cuidado e indumentaria necesaria, son más propensas a sufrir de dolores continuos en la espalda, bien sea en la zona central o en la parte baja.

Cuando te sientes presionada emocionalmente o con exceso de energías en tu cuerpo, repercute directamente en el estado de tu columna vertebral, debido a que es un área considerada por los especialistas como eje central de toda tu musculatura, incluso el menor daño de cualquier componente de su estructura puede influir en su delicado equilibrio y conseguir que cualquier movimiento sea doloroso. Puede aparecer en cualquier parte de la misma y sin motivo aparente. El exceso de fatiga en los músculos o articulaciones puede resultar una sobre utilización de dichas estructuras.

espalda

¿De qué se Trata?

El dolor de espalda o lumbalgia es una de las causas más frecuentes que afecta a las personas mayores de 45 años, los expertos indican que el 80% de la población por lo menos una vez en su vida a padecido de este problema, de igual forma, aseguran que dos de cada tres pacientes se logran recuperar en un período de un mes, quedando por fuera el 5% que son víctimas constantes de estas molestias durante seis meses. Esta dolencia se puede originar por traumatismos o deformidades de la columna afectando desde el cuello hasta la región lumbar, prevaleciendo aún más en los países industrializados. Aproximadamente la mitad de los pacientes con dolor lumbar crónico pueden reanudar sus trabajos.

Causas Más Comunes

  • Músculos forzados y agarrotados.
  • Deformidad en los huesos o también conocido como artritis.
  • Falta de masa ósea en el cuerpo desde temprana edad.
  • Lesiones accidentales a medida que transcurren los años se va perdiendo el tono muscular adecuado.
  • Aumento de tu peso corporal constantemente, obstruyendo el equilibrio corporal e incrementado el riesgo de algún accidente.
  • Las malas posturas para sentarse o caminar.
  • La sensibilidad que se producen por malos movimientos en los músculos.
  • El estilo de vida también te afecta, el estrés, el consumo de cigarrillo y el uso de zapatos muy altos.

Prevención A Tiempo

Si padeces de dolores de espaldas o también conocido como lumbalgia por más de tres semanas, puedes poner en práctica los siguientes consejos que te ayudarán para mejorar tu lesión de manera instantánea:

  • Trata de descansar aproximadamente por 24 horas continuas apenas comiences a sentir el malestar.
  • Duerme en un colchón firme que esté encima de una tabla, de lo contrario recurre a uno ortopédico.
  • Levántate de la cama cuidadosamente, te debes sentar totalmente recta hasta que te logres colocar de pie.
  • Colócate hielo o compresas frías por 20 minutos cada dos horas durante el primer y segundo día, de esa forma reduces los espasmos musculares.
  • Ingiere analgésicos y antiinflamatorios por lo menos cada seis horas al día.
  • Evita la actividad enérgica durante las primeras seis semanas, una vez que el dolor haya desaparecido, conseguirás una curación completa.
  • Cuando vayas a levantar algún objeto pesado, no lo hagas doblando el cuerpo hacia adelante. Debes colocarte en posición de cuclillas manteniendo la espalda totalmente recta y sostienes el objeto cerca de tu cuerpo. Evita doblar el cuerpo mientras levantas algo.
  • Empuja no jales si tienes que mover de sitios objetos pesados.
  • Durante una jornada laboral muy larga trata de levantarte para estirarte o caminar. De esta forma evitas incomodidades en esa área.

Ejercicios Ideales

Aparte de la buena alimentación, el control de tu peso también es recomendable para que practiques algunos ejercicios que le servirán a tu espalda, por ejemplo, puedes estirar los músculos o acostarte de espaldas doblando ligeramente las rodillas hacia tu pecho, primero una y luego la otra. Otra opción es empujar la zona baja de la espalda contra alguna superficie plana, esta última posición la vas a mantener durante cinco segundos, haciendo diez repeticiones por cada pierna.

Los spas y las terapias de relajación a base de flores, mascarillas o piedras, son ideales para aliviar este tipo de dolencias, pues te contraen todos los huesos que conforman tu columna vertebral ayudando a que vuelvan a su posición de origen, al mismo tiempo que evitan que se contraigan y se formen las neuralgias en toda esta zona. Lo importante es que si sufres de estos males debes mantener activo tu cuerpo, puedes nadar, caminar, trotar, practicar yoga o cualquier otro deporte que permita estirar tus articulaciones constantemente, así mejoras tu estado físico en genera

Remedios Caseros

Si no lo sabías también existen varios remedios caseros para aliviar estas dolencias, entre ellos te podemos mencionar los siguientes:

  • Fácil y rápido. Realiza masajes de alcohol de romero, vas a colocar dentro de un recipiente dos ramas de romero fresco diluyéndolo en un litro de alcohol de friegas, el cual lo puedes conseguir en la farmacia, una vez preparado lo dejas reposar durante siete días aproximadamente, ya transcurrido este tiempo lo vas a colocar en ambos lados de la columna.
  • Con calor. Aplícate fomentos calientes lavado con una esponja. El calor alivia de inmediato tu lesión.
  • Muy natural. Utiliza aceite de hipúrico en conjunto con unas flores, colócalo en un recipiente de vidrio, expándelo con suaves masajes sobre el área donde sientes el dolor más intenso. Lo debes dejar reposar durante tres semanas. Es excelente para eliminar los dolores sobre todo aquellos que son propiciados por tensiones.
  • Al ritmo del Yoga. Los asanas de Yoga son también remedios que se pueden utilizar a la hora de luchar con las molestias en la espalda.
  • Con sabor. Confecciona almohadas de castañas, es muy sencillo, sólo debes pelar las castañas de las fresas y molerlas, posteriormente rellena una funda de cojín y colócala sobre la zona adolorida.

Originally posted 2015-10-28 09:09:55.

Leave a Reply

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *