Consejos, recomendaciones y remedios caseros para prevenir enfermedades bucales

Cuidar de la higiene dental es esencial para poder prevenir enfermedades graves que puedan afectar a la salud bucal. Revisiones frecuentes al dentista, un cepillado adecuado y la aplicación de remedios caseros, pueden ser de gran ayuda para combatir caries, ampollas en la lengua o mal aliento.

La salud bucal es muy importante, pues las enfermedades que afectan a la boca y a los dientes, pueden impedir el disfrute de una vida saludable. La prevención es un factor clave para evitar estas afecciones, pues permiten detectarlas de forma temprana y solucionarlas rápidamente.

Nueve de cada diez personas están en riesgo de sufrir algún tipo de enfermedad bucal, como caries o infecciones en las encías, de manera que son muchas las situaciones que se pueden presentar si no se cuida la salud bucal de una manera adecuada.

Lo principal que hay que hacer es realizar revisiones bucales regulares. Un buen dentista en Sevilla tiene la capacidad de analizar y diagnosticar la salud de los dientes, de la boca y las encías, determinando si puede haber alguna enfermedad y ofreciendo los tratamientos adecuados para poder eliminarla.

Consultar a un especialista en odontología es ideal para prevenir enfermedades bucodentales, recibir tratamientos de ortodoncia, blanqueamiento y prótesis, entre otros servicios relacionados. Hacer una revisión al menos una vez al año es ideal para poder mantener la salud bucodental.

Es muy importante, a la par, que cada persona desarrolle ciertos hábitos que ayuden a cuidar de la salud bucal y dental. Un cepillado diario, junto al uso de hilo dental y enjuague bucal, es necesario para evitar enfermedades. La aplicación de remedios caseros recomendados por expertos también puede ayudar inmensamente.

Recomendaciones generales

La prevención bucal es tarea de todos. No hay que dejar esto en mano de los expertos sólo cuando hay síntomas, todas las personas deben cuidar su salud dental constantemente, siguiendo las recomendaciones dictadas por los especialistas para esto.

Ciertos hábitos son muy saludables, y resultan de gran ayuda para prevenir situaciones inconvenientes relacionadas con la salud bucal. Primero que todo hay que cepillarse los dientes todos los días, con una pasta dental que contenga flúor. Esto debe de ir acompañado con hilo dental y enjuague bucal, para maximizar la limpieza.

Se deben evitar alimentos dañinos como las golosinas, gaseosas, comida chatarra, tabaco o alcohol, algo que es vital para evitar el desarrollo de enfermedades. Consumir estas sustancias de vez en cuando no está mal, pero hacerlo de forma regular puede dar lugar a la aparición de las caries.

Además, realizar revisiones periódicas con el dentista es ideal, ya que dará las recomendaciones adecuadas para cada caso, revisando si hay alguna enfermedad todavía no detectada. Recibir una revisión anual será suficiente para procurar que los dientes se mantengan sanos y limpios.

Los mejores remedios caseros

Se recomienda también la elaboración y aplicación de remedios caseros que ayuden a potenciar la prevención. Algunos elementos naturales que se pueden encontrar en cualquier hogar, suelen ser bastante útiles para tratar condiciones como las ampollas en la lengua, las caries, entre otras enfermedades.

Es necesario buscar remedios publicados en fuentes confiables, pues no todos suelen ser ideales para la salud. Además, es una buena idea consultar al dentista antes de aplicarse estos tratamientos. 

Dicho esto, los remedios caseros más populares para mejorar la salud bucal, son los siguientes.

  • Agua y sal: lo único necesario es llenar un vaso con agua tibia, echar media cucharada de sal y moverlo. Luego es necesario hacer gárgaras con esta mezcla dentro de la boca por un tiempo de dos minutos, y luego escupir. Realizarlo cada 4 horas es ideal para combatir la caries. Para tratar las ampollas se debe realizar este proceso, pero además, colocando un poco de sal en la lengua.
  • Hielo: ideal para reducir el dolor, hinchazón e inflamación que provocan ciertas enfermedades de la lengua o encías. Se deben frotar los cubitos en la zona afectada hasta que se sienta un efecto adormecedor, el cual aliviará el dolor.
  • Salvia y menta: ayudan a combatir las bacterias. Se debe preparar una infusión con estas dos hierbas, y se le debe agregar una cucharadita de sal del Himalaya y cuatro gotas de glicerina vegetal. Se revuelve todo y se sumerge el cepillo de dientes en la mezcla, para después cepillarse como se hace normalmente.
  • Zumo de limón: utilizarlo como enjuague puede eliminar el mal aliento, pues el ácido cítrico puede acabar con las bacterias encontradas en la lengua y encías que provocan el desagradable olor.

Originally posted 2020-11-26 17:52:39.

Leave a Reply

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *