Trucos caseros para abrir una cerradura sin llamar a los cerrajeros

Si has perdido la llave de tu casa, se te ha roto o por cualquier razón no puedes abrir la puerta de tu vivienda o de tu lugar de trabajo, desde aquí te ayudaremos con varios trucos para abrir una cerradura sin llamar a los cerrajeros. Aunque ya advertimos que en estos casos siempre procederá la opinión y la mano de un profesional en la materia. Además, la seguridad aumenta día a día por lo que las cerraduras se vuelven más resistentes e infranqueables por lo que a veces no será posible abrir la cerradura sin llamar a un cerrajero en Barcelona.

La cerradura es un mecanismo realizado a partir de metal y que se añade no sólo a puertas, sino a cajas fuertes, armarios, cajones… Para desbloquear las cerraduras, tan sólo necesitas una llave. Pero, ¿y si la perdemos y necesitamos entrar en nuestra casa con carácter de urgencia? Pues aquí te ofrecemos estos trucos caseros para abrir una cerradura sin necesidad de llamar a un cerrajero, pero recalcando que siempre será mejor que realice esta acción un profesional.

Métodos caseros para abrir una cerradura

Quizás si la cerradura de la puerta de tu casa no ha quedado bloqueada por dentro con otras llaves puedas abrir tu puerta de casa con mucha suerte y algo de maña. Para ello, puedes utilizar alguno de estos trucos para abrir la cerradura de la puerta de forma rápida y por ti mismo.

Utilizar una llave bumping: encájala en la propia cerradura para lograr forzar el último pistón, empujando la llave hasta que falte un pistón. Golpéala con algo de maña ayudándote de un objeto, como un martillo, un mazo o algo similar, si puede ser de goma, mejor.  Al golpear, debes girarla rápidamente. Repite este proceso hasta que logres abrir la cerradura.

Usa un kit de ganzúas u objetos similares. Inserta la llave de tensión en la cerradura y ejerce presión contra la parte inferior. Aplica, de forma constante, tensión mientras procedes a trabajar con la ganzúa. Si giras la llave de tensión en la dirección pertinente, caerán los pistones. Acto seguido, introduce la ganzúa por encima de la llave de tensión y vete empujando cada pistón contra la cerradura.

Abrir con una tarjeta de crédito e introdúcela a través de la ranura de la puerta. Deberás ir desplazando la tarjeta con movimientos de arriba abajo hasta conseguir forzar la cerradura y abrir la puerta con un pequeño empujón.

Utilizar una radiografía: se debe actuar de la misma manera que con el método de apertura con tarjeta de crédito.

Recuerda que…

Queremos dejar claras y recalcar algunas cosas que debes tener presentes antes de realizar ninguna mala acción sobre alguna de tus cerraduras. No se debe usar este tipo de métodos sin necesidad urgente de abrir una puerta, incluso en casos de urgencia es recomendable no aplicarlos. Por supuesto, no se debe ni se puede realizar en casas de propiedad ajena. Es un delito grave.

Tampoco debes forzar de más. Es decir, si no consigues abrir la puerta tal y como te indicamos, no uses tu cuerpo para ejercer más presión. Seguramente, no conseguirás nada y puede que te dañes al hacerlo. Y, por supuesto, si eres inquilino en alquiler, en una situación así siempre debes llamar al propietario y dejar que él mismo solucione el problema con ayuda de profesionales cerrajeros. De lo contrario, si dañas la vivienda, las consecuencias serán más graves que una simple llamada a un cerrajero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *