¿Qué son las hemorroides? ¿Qué las causa?

Las hemorroides en algunos países son conocidas como almorranas, las mismas están ubicadas en el ano y son en pocas palabras venas que se dilatan de forma excesiva para luego convertirse en varicosidades. Las mismas no únicamente pueden resultar bastante molestas si no que en casos extremos es posible que el dolor sea bastante intenso.

Existen tres tipos de hemorroides y dependiendo de la situación evidentemente ira variando de forma considerable el tratamiento. Hemorroides internas: estas son las venas que se ven afectadas en la zona baja del recto, las mismas están cubiertas por la mucosa y se ubican por encima del ano; hemorroides externas: Las mismas se encuentra entre el ano y el recto, hemorroides mixtas: evidentemente son las dos anteriores.

Los síntomas de las hemorroides pueden ser variados, hay que tener en cuenta que las hemorroides leves son asintomáticos, pero los más comunes son generalmente sangrado, el cual se produce al defecar, no hay demasiada sangre; Prolapso: se trata de un pequeño bulto que sale del interior del ano; Secreción: la secreción de moco viene desde la mucosa anal, es bastante normal que esta sea un síntoma de las hemorroides internas, es posible que la piel se vea irritada y puede que provoque picazón o una sensación bastante fea de que te estas quemando; Dolor: Simplemente sientes alguna clase de dolor por las hemorroides externas, ya que las internas no duelen.

Las causas de las hemorroides pueden ser variadas y generalmente pueden deberse principalmente a factores hereditarios, es normal que si miembros de la familia tuvieron ya sean padres o abuelos, los hijos es posible que la tengan también. Estreñimiento es otra de las posibilidades, ya que muchas veces cuando se va al baño y las heces duras y secas hacen que se oprimen las venas hemorroidales, sin embargo cunado sufres de una diarrea que sea excesiva es posible que también sufras hemorroides. Una postura inadecuada también puede causarlas, si por ejemplo pasas demasiado tiempo frente al ordenador sin cambiar de posición, incluso parado.

El embarazo es una de las razones más comunes para las mujeres ya que en las ultimas semanas de este se aumenta la presión que el útero hace con las venas hemorroidales y evidentemente durante la fuerza que se puede llegar a hacer en el parto; por otro lado, otro las causas puede ser el sobrepeso excesivo generado simplemente por llevar una vida sedentaria.

Como siempre, las causas y las consecuencias de las enfermedades pueden ser muy variadas, en el caso de las hemorroides pasamos de factores hereditarios, embarazos o bien sedentarismo (por decirlo de alguna manera), y hay mas. Como siempre, lo que recomendamos es llevar una vida saludable, ejercicio, buena comida y evitar excesos de todo tipo, y ante cualquier duda consulten a su médico de cabecera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *