¿Qué es el agua hidrogenada?

El agua hidrogenada tiene propiedades antioxidantes, provocando una ralentización del envejecimiento. Refuerza el sistema inmunitario y protege de muchas enfermedades. También está probado médicamente que una mala hidratación debilita las defensas del cuerpo, de ahí el interés de beber este tipo de agua.

En este sistema, el agua es transformada por un procedimiento electrolítico que tiene por efecto añadir al agua una molécula suplementaria de hidrógeno llamado activo, generando así una energía eléctrica ORP. Más información en: hydron. Si se añade hidrógeno no activo al agua, simplemente se obtiene un agua con burbujas.

Autor: ronymichaud-Pixabay

¿De dónde procede este agua?

Concebida en Japón y en Corea del Sur, la finalidad principal de este agua era la de combatir los efectos de las radiaciones y del cáncer provocado. A pesar de que muchos estudios clínicos han sido realizados en Japón sobre los beneficios de este agua, los resultados tienen dificultad para llegar hasta Europa.

El agua hidrogenada ha sido probada médicamente en Japón como medicamento para ayudar a curar la diabetes, la hepatitis, y la dermatitis atópica, una patología que afecta a la piel del 10% de las personas, y en un 30% la de los bebés. Siempre en Japón, el agua hidrogenada se utiliza como antidepresivo, y en los tratamientos de desintoxicación de alcohol y droga. Finalmente, también se utiliza en el tratamiento de la piel y de las quemaduras.

Un poco de historia

En 1912, el experimento del doctor Alexis Carrel gana el premio Nobel de Medicina por haber conseguido hacer vivir in vitro un corazón de pollo, introducido en un líquido nutritivo a base de hidrógeno activo, durante varias decenas de años. Al doctor Carrer se le atribuye la frase: “una célula bien hidratada, bien nutrida, bien desprendida de sus residuos se renueva perpetuamente”.

Beber un litro de agua hidrogenada corresponde a beber 8 litros de zumo de zanahoria en términos de ORP, que varía entre -100 y -640 mV, conservando un pH neutro. Y esto contrariamente al procedimiento de ionización del agua propuesto por Kangen, que tiene un pH alcalino.

En resumen

El agua hidrogenada es una forma de agua que es la mejor absorbida por el organismo. Esta cualidad es muy interesante porque ante todo, el agua que se asimila es la que determina la calidad de nuestra hidratación. El agua que no se asimila es inútil.

Una buena hidratación mejora el funcionamiento del organismo en su conjunto. De esta forma, el agua hidrogenada aporta muchos beneficios, demostrados por muchos estudios científicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *