Remedio casero para la gastritis

La gastritis es una inflamación del revestimiento interno del estómago, que puede tener dolor de estómago, síntomas como indigestión, náuseas, vómitos, eructos y un dolor muy incómodo en la zona abdominal. El tratamiento depende de la causa específica, por lo tanto, debe buscar un médico especialista.

Por lo general, los antiácidos o los remedios son usados inhibidores como el omeprazol, esomeprazol, lansoprazol, rabeprazol y pantoprazol, acompañado de una dieta especial y también evitar el consumo de bebidas alcohólicas, alimentos fritos y dulces. Tratamiento siempre debe ser indicado y acompañado por un médico.

Los remedios caseros pueden ser un tratamiento alternativo, pero como no todos tienen la prueba científica, es necesario ser cauteloso en el uso. Popularmente, se cree que el limón es eficaz simplemente por tomar el jugo puro de uno limón cada día, 30 minutos antes del desayuno. Otros ejemplos son: té de árbol sagrado espina; Mastruz con leche en ayuno; jugo puro de repollo en ayunas, bardana, jarabe de té y té de acelgas.

síntomas-de-la-gastritis

Uno de los más populares es el jugo de la patata, siempre tomarse con el estómago vacío. Descubre lo fácil que es preparar: Usa un rallador hasta que la patata ese bien fina. Aprieta en un paño o presionarla en un colador muy fino para extraer todo el caldo. El líquido debe ser ingerido cada día por la mañana, con el estómago vacío, 30 minutos antes de las comidas.

Ahora, si eres de aquellos que no gustan de papas, el té de hoja de guanábana puede ser una buena opción. Lo único que necesita 3 o 4 piezas de las hojas de la guanábana y 1 litro de agua. Hierve las hojas aproximadamente 10 minutos. Cuando está caliente, le echas un poco de azúcar y listo tu remedio casero. Puedes beber este té varias veces al día, como si fuera agua. No olvides, sin embargo, que, si los síntomas persisten, debes buscar ayuda médica.

Otro tratamiento natural que puede estar indicada en caso de enfermedad de origen nervioso es té de manzanilla. Ponga en una cucharada las flores de manzanilla en un recipiente con agua y cocer durante unos 5 minutos. Enfriar, filtrar y endulzar al gusto, si lo prefieres. Beber varias veces al día, en pequeños sorbos.

Recuerde, sin embargo, que no es suficiente hacer el té, necesitas cambiar tus hábitos alimenticios, gestionar tu irritabilidad y ansiedad, evitando, si es posible, las situaciones que la causan. Si este es el caso, busque un buen psicoanalista tratar a las causas emocionales de tu enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>