Cómo desatascar un lavabo de forma casera

¿Se os ha atascado el lavabo? Un problema habitual en cualquier vivienda. Hoy os damos unos remedios caseros que debéis conocer y que os vendrá muy bien en el momento que tengáis un pequeño atasco. Estad atentos y evitaréis muchos problemas en las tuberías de vuestro lavabo en un futuro.

Lo que debes saber para desatascar un lavabo

Para un buen mantenimiento de las tuberías del lavabo o para solucionar problemas de atascos en su fase inicial es bueno contar con un destornillador un alambre semirígido (dependiendo de la tubería) para aplicar en palanca cada cierto tiempo y poder prevenir problemas de atascos mayores.

Para ayudar a un buen mantenimiento de las tuberías del lavabo, será importante que no tires cabellos (se irán acumulando con el tiempo) y que no tires aceite ni productos que puedan formar una película en el tubo donde se irán pegando pelos o alimentos. Pero a veces hay cosas que no podemos evitar. Por ejemplo, muchos jabones pueden ir dejando sedimentos y esto no lo podemos evitar. Por eso, debes limpiar cada 10 días las tuberías del lavabo con una olla llena de agua caliente con sal. La mejor prevención para evitar problemas más graves.

Sin embargo, a veces por el propio paso del tiempo y el uso continuado de las tuberías, estas pueden atascarse y hay que recurrir a ciertos remedios caseros para desatascar el lavabo. Para problemas complejos, se hará imprescindible contar con una empresa de desatascos con los recursos técnicos y humanos necesarios para realizar desatascos urgentes.

Remedios caseros para desatascar un lavabo

Uno de los trucos caseros para desatascar el lavabo es el de utilizar una mezcla de vinagre y levadura química. Esta mezcla ayuda a eliminar los distintos ácidos grasos y consiguen ablandar lo que esté obstruyendo la tubería del lavabo. ¿Cuál debe ser la proporción de la mezcla? Con la mitad de una taza de levadura química y un chorrito de vinagre te debería llegar para desatascar la tubería. Refuerza esto echando una olla de agua hirviendo.

Otro método casero para desatascar el lavabo y que nunca falla es el desatascador. Es importante echar un poco de agua antes de proceder a desatascar el lavabo con un desatascador. Quita el tapón del lavabo y comienza a bombear con movimientos fuertes y secos hasta que, de repente, veremos como el agua empieza a caer por el desagüe. Consejo: echa una capa de vaselina en el desatascador y ayuda a eliminar los atascos con agua caliente. Esto hará el proceso más rápido y eficaz.

Desatascar suciedad es posible también con un destornillador o un alambre, si es que lo que está atascando la tubería del lavabo no está muy profundo. Aplica el destornillador haciendo palanca. De hecho, este método es bueno realizarlo de forma periódica cuando notemos que puede existir un pequeño atasco, por pequeño que sea. Y es que el mejor remedio, es una buena prevención y un buen mantenimiento de sus tuberías.

Estos son algunos consejos para solucionar pequeños problemas de atascos en el lavabo, aunque siempre será un trabajo más sucio y poco eficaz que el que realice un profesional de desatascos. Para desatascos complejos o desatascos urgentes, es mejor contactar con una empresa de desatascos profesional, que seguro que sabrá realizarle un trabajo limpio y eficaz para solucionar su atasco en el lavabo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *